Biografía

‘Rowena Hill’ es un compuesto de los lugares donde ha vivido. Nací en 1938 Inglaterra; crecí en Nueva Zelanda donde emigré con la familia después de la segunda guerra mundial; estudié en universidades de Nueva Zelanda, Italia e India; viví y trabajé como traductora en Italia, donde conocí al padre venezolano de mis dos hijos (ellos mismos padres ahora de mis cuatro nietos); tengo muchos años viviendo en Venezuela, donde fui profesora de literatura inglesa en la Universidad de Los Andes, Mérida, hasta jubilarme en 1998. He gozado de largas estadías en la India y en años recientes he viajado a otros países asiáticos y he descubierto México.

He tenido la suerte de poder elegir muchos aspectos de mi vida, y de cambiarlos también. Viviendo en diferentes partes del mundo, he estado involucrada con diferentes personas y proyectos, pero he buscado siempre una manera de vivir en contacto con la naturaleza y basada en la colaboración y el respeto humano. Algo que se hace siempre más difícil de conseguir. Ahora en Venezuela, observo la desintegración de una sociedad ya inestable y me asombra lo precario de la convivencia humana, y lo poco que significan los ideales políticos frente a los intereses egoístas. Pero la experiencia me ha enseñado que las utopías no existen. Aquí la naturaleza sigue siendo cercana y poderosa y hay personas que creen todavía en la poesía. Cuando quiero darle un nombre a lo que trato de seguir en la vida y de representar en lo que escribo, lo llamo poesía.

Escribo en inglés y castellano, últimamente prefiero el inglés. He publicado cuatro poemarios (Celebraciones, Ida y vuelta, Legado de sombras y Últimos ritos), además de poemas, ensayos y traducciones en periódicos y revistas de Venezuela, Colombia, India, USA y en el internet. En India traduje textos antiguos y modernos del idioma kannada, especialmente de escritores que representan a los marginados. En años recientes me he dedicado a traducir en inglés a poetas venezolanos, en particular Rafael Cadenas y Eugenio Montejo.