Acerca del Sitio Web

El bailarín en el circo del corazón
mueve las extremidades como una araña
retorciendo su hilo de luz.

 

Me resisto a los avances tecnológicos – soy vieja – pero he decidido crear un sitio web porque hay muchas cosas que todavía quiero decir sobre mi vida, nuestra vida humana en la tierra, y la tristeza de su erosión, y sobre lo que todavía valoro y las cosas que celebro de todo corazón, y espero por esta vía alcanzar más lectores. La mayor parte de lo que he escrito – poesía, cuentos, ensayos – no ha sido publicado en inglés, y los libros que he publicado en español, en Venezuela y Colombia, están agotados.

El sitio está dividido en dos partes, español e inglés, con links entre los dos. En cada lado se encuentra una breve biografía y una introducción a la página, con una lista de links a las obras. Luego los dos idiomas divergen. El lado español contiene uno de mis poemarios publicados, Legado de sombras, y dos series de poemas que no están incluidos en los libros; pienso agregar mis otros libros más tarde. El resto del lado español consiste de ensayos sobre temas arquetípicos y mitológicos, la mayoría de los cuales salieron hace unos años en la columna Ánima Mundi de la página literaria del diario El Universal de Caracas.

El lado inglés es algo más complicado. Puesto que muy pocos de los poemas (algunos son versiones de los poemas en español, o los originales que traduje en el otro sentido, otros existen sólo en inglés) se han sido publicado, he reunido una selección consistente para componer una especie de autobiografía, con memorias, ideas y poemas, titulada Inhabiting Earth. Se ofrecen además dos series a parte, y un intento de mito de fundación, The Marriage of Wolf and Ship. The Dancing Gods es una novela corta inspirada en situaciones venezolanas, y Dog People abarca varias historias basadas en una obsesión mía con una imaginaria raza canina consciente.

Mis temas pueden parecerles a algunos obsoletos o irrelevantes, aunque sé que no faltan personas para quienes la naturaleza, las intuiciones mitológicas o arquetípicas, y los humores de la mente, aún tienen interés. Si se me acusa de ser ‘romántica’, supongo que tengo que aceptar la definición, aunque creo que mi romanticismo es una manera de abrazar un amplio espectro de realidad. A veces me parece que la ‘verdad poética’ que he tratado toda la vida de seguir y defender se aleja siempre más hacia lo inalcanzable, al menos como manera de vivir para muchos. Pero podemos todavía mantenernos en contacto con la naturaleza, aunque sea el cielo, y aprender a entendernos los dioses, diosas y espíritus que personifican las intuiciones de edades pasadas, y tratar de comprender lo que estamos haciendo en esta tierra. Y ser compasivos. ¿No?

Sobre todo quisiera que se disfrute de estas invenciones y reflexiones. He disfrutado escribiéndolas como gocé las vivencias que las inspiraron, aunque la mayor parte no se ocupe directamente de mí. El español no es mi idioma original. Espero manejarlo de una manera clara y expresiva; espero también que las eventuales torpezas me serán perdonadas.