LOGO

“Soy quien soy.
Una coincidencia no menos impensable
que cualquier otra.”

Wislawa Symborska

"*PAGINA EN CONSTRUCCION*"

Logo
Candelaria
20 Jun 2016

Candelaria

Post by Rowena Hill

El Universal, febrero 1999

Parece una extraña coincidencia el que el día de la toma de posesión de los presidentes venezolanos sea el 2.de febrero, día de la Virgen de la Candelaria. Si no fue decidido para que el nuevo presidente asumiera el mando con la bendición especial de la Virgen María, ha debido serlo; era imposible escoger un día en principio más auspicioso.

No es sólo la Virgen católica que se celebra en ese día. Detrás de Ella están las figuras de antiguas divinidades mitológicas, consteladas según el drama que representa el año ‘lunisolar’ con sus estaciones. ‘Candelaria’ fue el primer festival del año pagano europeo, la celebración de la llegada de la primavera, la seguridad de la renovación, después de la lucha entre luz y tinieblas que se libra en el solsticio de invierno. De esa batalla sale victoriosa la luz, en la forma del ‘niño lucero’, pequeño y delicado, protegido en el seno de la madre. Al momento de la fiesta de Candelaria, el niño ha crecido, ya se ha convertido en el joven héroe, protagonista del drama que se desarrolla a través de las fases del año agrícola, aunque no tenga todavía conciencia del precio de su destino de escogido, al cual está  por lanzarse, acompañado por las esperanzas de todo su pueblo. La diosa que el festival celebra, ahora en su forma de doncella como corresponde a la joven estación, es Lucía, con su corona de velas blancas o Birgit, la guardiana del fuego. Estas dos figuras representan las fuerzas creadoras inagotables de la tierra y por extensión de la imaginación humana. En el caldero de Birgit arde el fuego de la inspiración poética, que ofrece a quien se atreve a acercársele.

Venezuela ha heredado las fiestas que el paganismo europeo ligó con las cristianas y les ha agregado elementos propios de esta tierra. Días después del solsticio de invierno en Palmarito, en el contexto de la fiesta principal anual de San Benito, dos grupos de bailarines (la gaita, principalmente de mujeres y el chimbangle, sobre todo de hombres) representan la batalla entre luz y tinieblas, que es ganada por los hombres-luz para que el santo salga de su iglesia, renovado y dispuesto a dispensar sus favores por un año más.

La paradura del Niño, de origen misterioso, encaja con precisión en la narrativa que une los festivales del año pagano. El 24.diciembre (correspondiente al solsticio) nace Jesús en su portal y durante una semana descansa allí, niño entre sus padres y las figuras del cuento bíblico, pastores, reyes magos y animales. Pero desde el 1.enero, en un pesebre tras otro y acompañado por cantos y rezos, el niño empieza a pararse. Deja la posición indefensa, asume su poder y su majestad. Estas fiestas, según la tradición, terminaban antes del 2.febrero, día de Candelaria. El Niño, llegando a esa celebración de la gracia renovada, ya habría cumplido su transición al estado de ser responsable; quizás en tiempo para la siembra que en los Andes empieza con las lluvias poco tiempo después.

Es indudable que la Virgen de la Candelaria como se la celebra en los Andes es heredera de poderes de diosa de la fertilidad, sea que la acompañan desde su origen en Europa, sea que son atributos que ha adquirido en este país de sus devotos indígenas y hasta africanos. El 2.de febrero, por ejemplo, en Mesa Bolívar del Estado Mérida, la fiesta combina la misa católica con danzas que ejecutan en la plaza delante de la iglesia los vasallos de la Virgen y que representan animales del campo y momentos de las actividades de siembra y cosecha. La Madre de Dios es también patrona de las tierras.

Según los ritos cíclicos matriarcales, el héroe es sirviente de la diosa, por turnos su hijo, amante y víctima. En el desarrollo posterior de estas mismas creencias, él se libera del dominio femenino y establece su propio destino, lineal en el tiempo y tendido hacia el éxito sin límites. Aun así no puede prescindir del apoyo y de la inspiración de la madre, a quien acude en formas históricamente nuevas, como la de la Virgen María. Que Ella y todas sus antecesoras le ayuden y aconsejen al nuevo presidente en el camino heroico que emprende.

Tags:

0 Comments

Leave a Comment